Conócenos

 Escoger el producto de belleza adecuado para tu piel o cabello puede ser un dolor de cabeza, y más si tienes que desembolsar una fuerte cantidad de dinero, sólo para descubrir que ese producto no te favorece. Creemos que invertir ese dinero en ti misma debe ser una experiencia satisfactoria, que te llene de emoción y alegría, sobretodo al ver los resultados.

En Kirei estamos desafiando la idea de que la belleza es un lujo, mi nombre es Miriam Marín y soy cosmetóloga y junto con mi esposo Carlos Mora, quien es Ingeniero Químico; fundamos la compañía con un sólo propósitos seleccionar los mejores productos a precios justos, hacer de la belleza un derecho para todas. 

Mejorando la experiencia

¡Ya no tienes que comprar a ciegas! La experiencia en Kirei empieza desde que nos contactas por facebook Messenger, DM o WhatsApp, donde podemos realizarte una valoración de tu piel y ofrecerte los productos que podrían tener los mejores beneficios para ella.

Una increíble gama

 Estamos en la búsqueda constante de productos nacionales y extranjeros que te brinden los mejores resultados. Existen muchos tipos de piel y diferentes necesidades para el cabello, por ello buscamos que nuestra gama cubra las necesidades específicas para cada una de nuestras clientes.

Cuidamos hasta el último detalle

La atención siempre es personalizada y damos seguimiento desde la toma del pedido hasta la entrega del mismo. En Kirei estamos comprometidos con la satisfacción total de nuestros clientes.

Tu tranquilidad es lo más importante

Nuestra plataforma de pagos cuenta con la última tecnología en credenciales de seguridad; por lo tanto, puedes estar tranquila al realizar tu compra, ya sea que lo realices a través de Paypal, o directamente con tu tarjeta de crédito o débito.

Una experiencia integral

Colaboramos con líderes del ramo de la belleza, para ofrecerte tips de nutrición, cirugías estéticas, coaching y más contenido que busca brindarte la mejor experiencia al visitar nuestro sitio. Recuerda que la belleza empieza por dentro, siéntete bonita ¡Es tu derecho!